Somos una pequeña editorial –minúscula pero musculosa, librepensante y sobre todo móvil– que opera en simultáneo desde Santiago de Chile y Nueva York. Los textos se escriben en diversos lugares del mundo pero se escogen en la llamada Gran Manzana que tenemos agarrada por los dientes.