Enrique Vila-Matas
Enrique Vila-Matas ([Escribir] París, Colección Destinos Cruzados)

Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948) llegó a París en 1974. Después de ciertos episodios cinematográficos en su tierra natal y de publicar su primer libro, decidió parecerse lo máximo posible a Hemingway (insensata idea) y para ello se trasladó a la capital francesa donde el azar quiso que Marguerite Duras le alquilara una buhardilla. Allí escribió la segunda novela de una larga y contundente lista que incluye París no se acaba nunca –libro donde rememora y ficcionaliza aquellos dos años de literatura y pobreza– así como Bartleby y compañía, El mal de Montano (Prix Médicis 2002), Dublinesca y Aire de Dylan. París se convertiría en el lugar de eterno retorno, en el del reencuentro con una estirpe literaria que ha hecho suya; es el lugar de las calles que se recorren a la vez que se leen, el espacio de los árboles asesinos. Estas crónicas, publicadas originalmente en el diario El País, son memorias vivas de un París que a veces se confunde con el propio Vila-Matas. Y fueron escritas, a no dudarlo, en el París del futuro, es decir, en el París del siglo XXI.

< atrás